Viejos tesoros

miércoles, 24 de noviembre de 2010

Hoy he abierto un cajón de mi antigua habitación buscando un bolígrafo. He acabado dos horas después sentada en el suelo, rodeada de cosas y sin saber para qué carajo quería un boli. La de vueltas que puede dar tu cabeza por culpa de un maldito cajón. Vueltas al pasado, a qué habrá sido del otro o de aquel, a qué pasó para que las cosas acabaran de una forma u otra. Te preguntas hasta qué punto has cambiado en unos pocos años, y encuentras la respuesta en un viejo discman, que descubres que aún funciona. "¿Este es el último disco que escuché aquí? Si ya ni siquiera me gusta esta música"

Una caja de madera te recuerda aquel cumpleaños que te organizaron: "Tengo eso grabado en video, tiene que estar en alguna parte...." piensas, mientras encuentras el primer mechero que tuviste. Luego hubo muchos más, pero ese fue el primero, el primer cigarro que encendiste, a escondidas, porque no querías que nadie te viera fumar...."Joder, soy la persona más rara del mundo". Y te ries, porque sabes que es verdad.

Un libro de física, de cuando dabas calses partículares para sacarte un dinero. Aquellas clases que se convirtieron en la forma de subsistir y para las que te tirabas media tarde preparandote y la otra media dándolas....sin vida social ni posibilidades de tenerla en un futuro próximo.

Sigues rebuscando y encuentras la caja del iPod, regalo de cumpleaños, tiene grabado tu nombre detrás...y recuerdas las pistas que te daban para que intentases adivinar que era: "Una manzana que viene de Holanda, ¿quién coño sabe eso con 16 años?Si es que mi padre es único con las adivinanzas ¬¬"

"Vaya, esto si que tiene años....mis animalitos!!!!" en una caja de zapatos enana, del tamaño de tu mano. Y te acuerdas de todo lo que jugabas con ellos, y del día que tu madre te los dió. Los miras y te parece increible que sigan estando todos, intactos...


Y encuentras más cosas: fotos y libros, y discos y dibujos, y te ries de las cosas que pensabas entonces, y de lo que querías, lo que pensabas que era importante, y piensas que, en el fondo, no lo has hecho tan mal.
Y cuando ya no hay más que mirar te levantas del suelo y empiezas a recoger, pensando que algún día, dentro de 10 años, mirarás las cosas que tienes hoy y recordarás este momento. Y para entonces, esperas pensar lo mismo que hoy, que no te ha ido tan mal, que no la has cagado tanto como podrías haberlo hecho y que no hay tantos defectos en tí, después de todo...

1 comentarios:

Gorri dijo...

Ayysss! Me suenan esos post-it... jejeje Vaya pedazo de prueba/búsqueda del tesoro te montamos entre Rubén y yo eh? Ha sido uno de los cumpleaños mas divertidos de mi vida!

Me encanta esta entrada de tu blog, yo tb tengo mi cajita de recuerdos y madre mia, cuando la encuentras por sorpresa es verdad que al final terminas gastando mas tiempo mirandola que buscando lo que querias buscar en un principio jajajaja.

Muchos besitos amorcín!

PD: tu también estas en mi cajita de recuerdos ^^

Publicar un comentario